miércoles, 11 de junio de 2014

Cómo elegir las gafas de sol más favorecedoras según tu tipo de rostro

Las gafas de sol son uno de los complementos estrella del verano. Además de servir como protector de  los ojos frente a la radiación solar, las gafas de sol se han convertido en un identificador de estilo y personalidad. Cada temporada se imponen nuevos modelos, colores, formas y tamaños. 




Sin embargo, a la hora de comprar unas gafas de sol, muchas veces sólo nos fijamos en aquellos modelos que más nos llaman la atención o en la tendencia de cada temporada. Pero, ¿nos hemos preguntado qué monturas nos sientan mejor para nuestro tipo de rostro?

(Para saber con más detalle cuál es el vuestro, podéis consultar el post ¿Cuál es tu tipo de rostro?).


Rostro redondo


Tienden a tener una anchura y una longitud equivalentes. A menudo presentan una nariz pequeña. 





Objetivo: alargar un poco el rostro en sentido vertical.

Gafa ideal: elige una montura cuadrada o rectangular para contrarrestar tus líneas del rostro. Ten en cuenta que los modelos demasiado redondos te redondearán aun más el rostro.



Rostro ovalado


Si tus facciones son ovaladas, tus rasgos tienden a la simetría, cuyas proporciones están equilibradas. Es un rostro más largo que ancho.



Gafa ideal: si tienes un rostro te gustará saber que te favorece cualquier tipo de gafa y de montura, pero con cuidado porque éste tipo de cara no es muy grande por lo que no deberían ser de gran tamaño. La clave de todo está en la proporción entre el tamaño del rostro y la montura. 

Colores: los más clásicos como el negro, plata, blanco y uniforme.
  

Rostro alargado


La forma alargada es la versión estirada de la cara ovalada. Tienden a tener rasgos muy marcados: frente alta, nariz larga, barbilla estrecha.

Objetivo: encontrar una montura de gafas que acorte y ensanche el rostro. 

Gafa ideal: apuesta por monturas ligeramente curvas y de forma rectangular, que cubran la mayor parte posible del centro de la cara, tratando de compensar la forma alargada ampliando el rostro hacia fuera.
 

Rostro corazón o triángulo invertido


Se caracteriza por tener una frente ancha, con pómulos prominentes, y se estrecha en la línea de la mandíbula para terminar en una delicada barbilla.




Objetivo: suavizar los pómulos. 

Gafa ideal: aquella en forma rectangular pero con las terminaciones redondeadas ya que suavizarán tus facciones. Las monturas mejor que sean ligeras y simples, por ejemplo las gafas de tipo aviador, con montura muy poco notoria, que compensarán la mandíbula de forma natural. 

Colores: Para conseguir ópticamente el efecto de esbeltez en la zona de las sienes se deben utilizar en colores grises o marrones. 
 

Rostro cuadrado


Este tipo de rostro tiene la frente ancha, los pómulos alineados a la mandíbula, y el largo y el ancho son de las mismas proporciones.


Objetivo: suavizar los ángulos. 

Gafa ideal: opta por una montura de terminaciones redondeadas si quieres suavizar tus facciones y opta por una montura más angulosa si buscas acentuar las facciones que definen tu rostro cuadrado. 

Colores: podéis elegir colores pastel, y negro aun mejor. 



Recomendaciones generales:

Calidad:
  • No te guíes nunca sólo por el precio a la hora de comprar tus gafas de sol, mejor ten en cuenta la calidad y los materiales. Es importante que las lentes (los cristales) estén homologados y protejan tus ojos de verdad frente a la radiación solar. A fin de cuentas, esa debería de ser la misión principal de las gafas de sol!

Forma: 
  • En este caso aplica la ley de que 'los polos opuestos se atraen', es decir, si tu cara es redonda compra marcos cuadrados, y si tu cara es cuadrada compra los redondos.

Tamaño:
  • Recuerda que las gafas de tamaño pequeño no son para los rostros grandes, y las gafas grandes no son para los rostros pequeños. Es decir, que el tamaño debe ser en proporción a tu rostro.

Color:
  • En cuanto al color de las gafas, tiene que contrastar con tu tono de piel, es decir, a las rubias o de piel de un color claro, las molduras doradas y los colores azules, negros, rosas, blancos os quedarán muy bien. A las morenas o de color de piel oscura, os sentarán bien las molduras plateadas, y colores como el azul marino, amarillo o rojo.
  • Y por último recuerda que las molduras con muchos diseños ya sean horizontales, líneas verticales, colores y demás limitan un poco a la hora de combinar con tu ropa (si te gusta ir combinado claro), por eso es mejor optar por modelos clásicos y sencillos.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario