viernes, 23 de mayo de 2014

Reglas para combinar camisa y corbata

Para muchos hombres puede resultar complicado elegir una corbata que combine a la perfección con una camisa y un traje en concreto. La variedad es tan amplia, que a veces se puede hacer difícil elegir la adecuada para cada situación.

A la hora de elegir la corbata perfecta, tienes que tener en cuenta dos factores: la camisa y el traje. Los colores de la corbata dependerán en gran medida de los otros dos elementos.

El orden correcto para la elección del conjunto traje-camisa-corbata es precisamente ese: elegir primero el traje, luego elegir la camisa, y por último elegir la corbata. ¿Y cómo hacerlo? Podemos aplicar 2 técnicas:

La técnica de combinar


Esta es la regla más clásica, la de toda la vida. Se buscan similitudes entre la corbata y la camisa y se trata de buscar un punto común. Por ejemplo, si la corbata lleva unas finas rayas azules, la camisa puede ser azul de ese tono.  Es cuestión de combinar los colores de la camisa y la corbata. Es la forma más clásica y menos atrevida de vestir la camisa y la corbata. Si es recomendable que el tono de la corbata sea algo más oscuro que el de la camisa.  

La técnica del contraste 


Es una forma de marcar una fuerte diferencia entre la camisa y la corbata. Buscan una clara diferenciación haciendo un fuerte contraste. Por ejemplo, si la camisa es blanca, se busca una corbata de color muy fuerte, un color naranja butano, un rosa chicle, etc. La cuestión es marcar una fuerte diferencia entre ambas prendas.




¿Qué queda bien con esa camisa? Y es aquí dónde se presenta el problema. Podrían ser muchos colores, así que vamos a ver a continuación algunos ejemplos de patrones y combinaciones más adecuadas.

 

La camisa blanca


La camisa blanca es un clásico del fondo de armario masculino, que combina bien con gran variedad de corbatas. 

Se pueden combinar perfectamente con corbatas lisas de casi todos los tonos, aunque es recomendable buscar tonos no excesivamente claros que puedan perderse con el color blanco de la camisa.




De cualquier forma, no hay por qué quedarse únicamente en combinar liso con liso, la camisa blanca lo admite prácticamente todo, entre las que podemos destacar las siguientes:
  • De un color oscuro con delgadas líneas diagonales en tonalidad clara, como el blanco. La combinación azul marino/blanco es todo un clásico.
  • De puntitos (polka dot) pequeños, en particular con colores cálidos durante el verano (el fondo amarillo con puntos anaranjados, por ejemplo).
  • Corbata de lana, estuvo de moda en los 60 y están de regreso. Las corbatas tejidas en colores oscuros llaman la atención y son elegantes a la vez. Ideal para creativos.
  • De un patrón de rombos estilo gingham o vichy en que los cuadros sean aproximadamente del tamaño de tu pulgar.
  • De cuadros, puedes usar cuadros blancos para obtener un efecto de camuflaje interesante.



La camisa azul celeste


La forma de combinar esta camisa es parecida a la blanca. Aunque se debe poner más importancia en armonizar el color celeste con tonos más oscuros. Una corbata en azul marino, verde o bordó será una buena opción. 





Este estilo es ideal para combinar con corbatas de tonos en degradé, también está permitido los diferentes diseños.

La camisa celeste de cuello y puños blancos es una opción interesante para generar aún mayor contraste con la corbata. Estas camisas nos dan un resultado realmente aceptable cuando el blanco no contrasta en exceso con el color de la camisa.


La camisa rosa


Para combinar una camisa rosa, el color más elegante y sencillo es el azul marino, que además dará un aspecto muy elegante y profesional en los círculos de negocios. A partir de ahí, podemos jugar con azules más claros (sin llegar al celeste), grises o rosas oscuros que continúen la gama de color. También resulta interesante la combinación con un granate o rojo vino.





Otros tonos de camisa lisa


Los estilos anteriores son los clásicos de camisas lisas. Aun así hay otras opciones interesantes que se pueden agregar al armario para marcar un estilo elegante y original.

Las camisas en tonos pálidos de lila, verde o gris son sencillas de combinar una corbata azul marino o en un tono oscuro de la misma gama que la camisa. 

Si la camisa es azul marino, podemos probar con un amarillo, verde claro o rosa pálido.

Una camisa negra irá muy bien con una corbata gris pero ¡nada de blancos!





La camisa de rayas


Si una prenda tiene estampado, entonces la otra preferentemente debería tener lo menos posible.

Las camisas de rayas, combinan por supuesto con una corbata monocolor, pero también pueden combinar con algunas corbatas estampadas -con un estampado muy pequeño- o con pequeñas formas geométricas. Si son de rayas debería ser de tamaños diferentes, siguiendo la regla de gran estampado con pequeño estampado, elegiendo forzosamente algo con rayas grandes.





La camisa de cuadros


Las camisas de cuadros,  es el estilo de camisa más complicado de combinar, a no ser que sean unos cuadros muy pequeñitos y discretos.  La mayoría suele cometer errores a la hora de combinar este tipo de camisa con la corbata, por eso, sigue estas recomendaciones sencillas y todo debería de salir bien: 
  • Si la camisa tiene cuatro colores (azul, vino, verde y blanco, por ejemplo) elige una corbata que contenga todos los colores.
  • Si los colores son oscuros, no te vayas por una corbata demasiado llamativa. ¿Imaginas que el amarillo fosforescente combinaría bien con una camisa casi negra? Creo que no es la mejor opción, por eso elige una que repita el tono más oscuro de la combinación.
  • Si tienes una junta en la que te tienes que presentar como alguien creativo e innovador, usa una corbata de rayas diagonales gruesas que contrasten (aunque sin exagerar) con los tonos de la camisa. Esto hará que todos la noten. 


    
Consejo final 
Para aquellos que no lo tengan del todo claro, y para acertar con la elección, la recomentación es: Prescindir de estampados y colores muy llamativos en traje o camisa, y buscar el contraste necesario por medio de una corbata multicolor o estampada.

(Las corbatas que os muestro en este post las podéis encontar en las siguientes páginas web: Corbata.es y Cheap-Neckties).

1 comentario:

  1. Me encantó. Hoy mi hijo tiene su cena de graduación, pero sólo tiene un traje gris, así que lo combinaremos con una camisa negra y pondremos en práctica tus sugerencias sobre corbatas. Gracias.

    ResponderEliminar