lunes, 28 de julio de 2014

Un bolso mítico: el 2.55 de Chanel

En 1955, Cocho Chanel, quien ya se había hecho un nombre para ella misma poniendo el LBD (Little Black Dress) en el mapa, decidió expandir su negocio y aventurarse en el diseño de bolsos. Quería algo simple, elegante y atemporal. Lo que resultó de la ingenuidad y visión de Chanel fue tan grande y permanece así hoy en día, que nunca pudo haber sido previsto.





Origen 

 
Este icónico bolso tiene sus orígenes décadas antes, en los 20, cuando Chanel creó la primera bolsa de lujo para llevarse colgada inspirada en los uniformes militares que incluían un accesorio para llevar el mosquetón, la pólvora y las balas, dejando las manos libres.
 
Cansada de llevar los bolsos en la mano y perderlos, en 1930 les puse una correa y los llevé en bandolera”. Lógica como siempre, Chanel creó el primer bolso de lujo para llevar colgado, consciente de que la mujer moderna debe tener las manos libres en los actos sociales.  
 
Fue poco después de su retorno al mundo de la moda cuando decidió actualizar su bolso, lanzándolo el 5 de febrero de 1955, destinado, desde entonces, a ser uno de los bolsos más copiados, convertido en icono del indemodable estilo Chanel, y llamado el 2.55 por la fecha en la que fue creado. Tal vez fue la fama ya establecida de Chanel o sólo la elegante simplicidad del bolso (un bolso acolchado de cuero con una correa de cadena), pero las piezas fueron un éxito instantáneo. Tan exitosas, de hecho, que Coco tuvo que rechazar muchas órdenes. 
 
 
 
El diseño original 2.55 de 1955 sufrió ciertas transformaciones con la llegada de Karl Lagerferld a Chanel, y en el 2005 se actualizó con una nueva línea que recibió el nombre de Cambon, en honor al apartamento de la diseñadora en París, situado en esa calle, y hoy en día es todavía tan popular como lo era entonces. 



 

Señas de identidad del 2.55


La cadena


Una de las características que lo hacen inconfundible es su cadena doble con baño de oro de 24 kilates y cuero incrustado, que permite ajustar la altura a la que se desea llevar. Coco Chanel se inspiró en las que llevaban las monjas del orfanato en que creció colgando de la cintura para llevar las llaves.


 

El cuero acolchado


El matelassée es el acolchado que Chanel utiliza en varios de sus diseños, y que hace al 2.55 inconfundible. Se dice que la diseñadora se inspiró en los chalecos de los jockeys para utilizarlo en sus diseños. Para distinguir un original te tienes que fijar en el número de puntadas que tiene cada rombo. Si la puntada es grande, muy seguramente es un clon.
 

  

La solapa


El 2.55 se conoce también como flap bag, o bolso de solapa, y es precisamente porque todos, absolutamente todos, tienen una solapa al frente que esconde un bolsillo secreto, en el cual supuestamente Coco guardaba sus cartas de amor.




El interior


Este accesorio no sólo cuenta con el compartimento secreto de la solapa, sino que tiene un bolso exterior en la parte posterior, creado por Chanel para tener dinero extra a la mano, sin tener que sacar la cartera. Dentro tiene más bolsillos, uno para la barra de labios.
 
El forro del 2.55 original viene en color vino, el cual supuestamente era el que Chanel usaba en su uniforme del orfanato.




El broche


Aunque originalmente el broche con que cierra el 2.55 era uno rectangular, a partir de mediados de los 80 Karl Lagerfeld, actual diseñador de la casa, lo sustituyó por uno de su creación con la doble C. Al broche original se le conoce como “Mademoiselle", bautizado en referencia a la soltería de la señorita Coco Chanel. 




El precio


El precio del 2.55 oscila, desde 1.300 euros hasta los 1.700, para el modelo clásico, dependiendo del tamaño. Las nuevas versiones pueden alcanzar los 2.500 euros.


¿Quiénes tienen un 2.55?


Sería más sencillo preguntarnos quiénes no lo tienen. A pesar de su aspecto clásico, el 2.55 es el favorito de muchas celebrities jóvenes. Por ejemplo, Mary Kate Olsen afirma que aunque le gusta probar otros modelos, siempre acaba volviendo al 2.55 en rojo, su predilecto. Jessica Alba o Kirsten Dunst también son adictas a él, llegando incluso esta última a combinarlo con unas Converse (esto nos da idea de la versatilidad del bolso).

La lista es infinita:
Alexa Chung,  Mischa Burton, Sienna Miller, Lilly Allen, Rachel Bilson, Diane Kruger, Freida Pinto, Victoria Beckham, Claudia Schiffer... Son mujeres muy diferentes, pero este icono es capaz de adaptarse a todas ellas.
 
 


 
 

Puede que Coco Chanel no fuera muy consciente de haber creado un bolso para la historia, pero lo cierto, es que aquel febrero de 1955, gracias a la genial inspiración de la diseñadora, nació uno de los complementos más emblemáticos que existen: el 2.55 que con casi 60 años en el mercado, este bolso está tan de moda como en sus inicios!

No hay comentarios:

Publicar un comentario